WikiLeaks demandará a Suecia por incautar pruebas de crímenes de guerra de EE.UU.

WikiLeaks tiene previsto presentar una denuncia penal en Suecia por el monitoreo y la incautación ilegal de su propiedad por parte de las autoridades suecas.

El anuncio llegó en vísperas de la visita del presidente de EE.UU., Barack Obama, al país escandinavo. Se espera que WikiLeaks presente oficialmente la denuncia ante la Policía sueca la mañana del 3 de septiembre.

Según el comunicado de prensa de la organización, parte de las pertenencias de WikiLeaks fueron confiscadas ilegalmente el 27 de septiembre de 2010 tras la publicación en el portal de miles de documentos filtrados de los servicios de inteligencia estadounidenses sobre la guerra en Afganistán.

Los bienes incautados incluían varios dispositivos electrónicos con pruebas de un crimen de guerra perpetrado por las fuerzas de EE.UU. en Afganistán, conocido como ‘la masacre Granai’, que en mayo de 2009 se cobró la vida de cerca de un centenar de civiles, en su mayoría mujeres y niños.
“Las autoridades suecas ahora tienen la oportunidad de demostrar que nadie, ni siquiera los funcionarios del Estado, está por encima de la ley”, indicó el fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange.

La denuncia, de 186 páginas, contiene una serie de cuestiones que no se habían hecho públicas anteriormente, ya que WikiLeaks decidió retrasar su revelación hasta que se conociera la sentencia del tribunal militar sobre el caso Manning.

Se trata de la primera de las cuatro denuncias penales que serán presentadas por la organización en diferentes jurisdicciones durante el mes de septiembre en contra de la interferencia ilícita en sus actividades periodísticas.

“Ahora es el momento de que cada uno se levante para poner fin a la guerra de Obama contra el periodismo de seguridad nacional, tanto en su país como en el extranjero”, señaló Assange.

 


Compartir esto
This entry was posted in DD.HH., Noticias and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario